domingo, 20 de junio de 2010

EL BALLEZANO CESAR DUARTE.

EL BALLEZANO CESAR DUARTE EN CAMPAÑA.

El hijo predilecto de Balleza César Duarte Jaquez, candidato de los partidos de chile, de dulce y de manteca, a cual más de corruptos, PRI, PVEM, PANAL y Convergencia, en mitin multitudinario, se reunió con treinta mil simpatizantes, en las riveras del Río Las Agujas, en el municipio de Balleza, Chihuahua, contando con la presencia de Beatriz Paredes Rangel, líder nacional del PRI (la camarada “María Esther”, por su afán de emular a María Esther Zuno de Echeverría, quien, cuando era “primera dama de la república”, se vestía con los trajes regionales de las indígenas mexicanas).

En ese magno evento, ante la presencia de campesinos, indígenas y mestizos de los municipios de Parral, Guadalupe y Calvo, San Francisco del Oro, Santa Bárbara, Satevó, Guachochi, Valle de Zaragoza, Huejotitan, Matamoros y Valle de Rosario, Duarte Jaquez hizo un sin fin de promesas. Como el protagonista de la obra teatral El Gesticulador, su voz engolada y moviendo constantemente sus manos con los puños cerrados, como mostrando gran indignación, grito para asegurar “que la justicia debe ser para todos. El problema es la mala distribución de la riqueza, vamos a producir más riqueza, con distribución más justa, construiremos más carreteras para detonar la riqueza forestal, la minería y el turismo y vamos a generar un programa de vivienda para los tarahumaras”

“Ahora es cuando, pongamos de pie al campo de Chihuahua, al gobierno federal no le pediremos más de lo que nos corresponde, porque la figura del gobierno la vamos a utilizar en los mercados internacionales, vamos a traer la riqueza y la justicia y el 4 de julio deben defender esa causa, movilizar a todos, ahora es cuando para el estado, vamos a ganar la elección, vamos por el futuro de Chihuahua”. Bla, Bla, Bla, Bla.

¿Cómo creer en un candidato, que cuando ha sido funcionario y legislador (presidente de la cámara de Diputados en la legislatura federal pasada), no ha rendido realmente beneficios positivos por esa gestión que millones de pesos les ha costado a los contribuyentes chihuahuenses?

César Duarte presume de un sin fin de logros que ha obtenido para sus representados con sus gestiones, pero una vez, estando en Parral, Chihuahua, sabiendo que yo era editorialista independiente, unos líderes de campesinos y de indígenas se me acercaron para hacerme denuncias de cómo este candidato estaba haciendo mal uso de los recursos federales que bajaban al estado para favorecerlos.

De cómo les compraba en centavos el producto de sus artesanías, que luego el vendía en dólares.

A estos líderes les respondí: “Si están seguro de lo que me dicen, tengan los suficientes pantalones para denunciar ante quien corresponda esos delitos en los que dicen, ha incurrido César Duarte”

Ya lo hemos hecho, pero esas denuncias no han prosperado por las complicidades que tiene Duarte con funcionarios del nivel estatal y federal. Eso si les creí.

En primer lugar. Los Tarahumaras no quieren casas, no le están pidiendo limosna. Lo que exigen es que les devuelvan la tierra de la que son legítimos y ancestrales propietarios, de las cuales fueron y siguen siendo despojados por terratenientes como Eloy Vallina Laguera, el mayor talamontes de los bosques de la Sierra de Chihuahua, quien ha destruido su hábitat natural, obligándolos a emigrar a la ciudades, donde se han convertido en pedigüeños y adquirido enfermedades y vicios que antes no tenían.

Los montos de su campaña política, sin duda han sido rebasados hasta más no poder. Tomado en cuenta nada más el costo de este evento. El de los autobuses para acarrear obligadamente a estos miles de ingenuos, el costo de las tortas y refrescos para alimentarlos, las pancartas, las banderolas, los pendones, las cachuchas y camisetas, eso sin contar los elevados costos de los hospedajes y comilonas en hoteles y restaurantes, son bastante excesivos.

Si se considera que efectivamente estuvieron treinta mil asistentes, bajita la mano fue de mil presos por persona, se estaría tratando de treinta millones de pesos, que multiplicados por la cantidad de eventos que ha realizado, “no tan impresionante en otros”, ¿Cuántos chihuahuenses no saldrían de su pobreza?
¿Cómo creer en un candidato que es apoyado por los que han despojado a los chihuahuenses de sus propiedades, de su cultura, de sus medios educativos, más grave aún, de su dignidad de ciudadanos, al ser tratados como simples borregos?

¿Cómo creer en un candidato que dice que va a combatir la pobreza, cuando ha sido partícipe, cómplice o causante de la misma?

En fin, los chihuahuenses tienen la última palabra.

Pero les invito a que si les siguen ofreciendo y regalando despensas a cambio de los originales o copias de sus credenciales de elector, acéptenlas, pero la credencial original no la entreguen.

Al momento de estar en la casilla para emitir su voto, les aseguro que nadie va a saber por quien, o quienes votan. Si ustedes, solo ustedes deciden votar por el candidato de su preferencia, esas copias de sus credenciales de elector, no les van a servir a ellos, ni como papel sanitario.

Así que no tengan ninguna clase de miedo. Ustedes, solo ustedes, con su voto personal, serán responsables del futuro de Chihuahua. ¡Adelante!

Ciudad Juárez, Chihuahua. Junio 20 del 2010. José Luis Elías García.

P.D. Les adjunto estas letras que hilvané en una visita que hice a la Sierra de Chihuahua, invitado por unos gobernadores tarahumaras, que me atendieron como si yo hubiera sido un rey.


TARAHUMARA.

Después de subir y bajar ligero, tus cerros y tus cañadas,
Agotado llegas a tu morada
Ansioso por consumir, en compañía de tu familia,
La frugal cena que tú esposa preparara.

Pinole con agua y unas tortillas calentadas en las brazas.

Que lejos quedaron los tiempos,
En que tú eras el dueño de esas montañas,
Cuando corriendo como el viento,
Temprano por las mañanas,
Cazabas venados y otro tipo de animales
Con los que te alimentabas.

¿Recuerdas cuando dentro de tu pobreza eras rico, autosuficiente?
¿Cuando no tenías que emigrar a las ciudades
Para pedir “córima”, para adquirir vicios,
Enfermedades que no padecías, para causar lástimas?
Hasta que llegó el terrateniente,
Que taló los centenarios árboles en tus propiedades.
Quien hoy te hace padecer esos suplicios.

El tiempo llegará hermano,
En que tus dioses ancestrales,
Al igual que, él que del Templo a los mercaderes arrojó,
Arrojen a quien de esos bellos lugares te despojó.

Paciencia hermano, no claudiques, el tiempo esta cercano.

Ciudad Juárez, Chihuahua. Abril 24 de 1993.

José Luís Elías García
El Hombre de La Mancha.